Ventilación

La circulación de aire es indispensable para controlar humedad, disminuir temperatura y mantener niveles adecuados de CO2.

 

La ventilación afecta negativamente la composición del aire y por lo tanto los niveles de CO2. Un invernadero mal ventilado tiene como consecuencia un aumento de humedad, con el consiguiente daño al cultivo.

Se considera una renovación óptima del aire del interior de un invernadero, entre 60-80 renovaciones por hora. Por lo tanto, las ventanas cenitales y laterales son indispensables en cualquier estructura moderna.

La tasa de ventilación aumenta hasta un 25 %, al aumentar la superficie de ventilación de un 6 % a un 15 %.

En pro de mejorar la ventilación se debe tener en cuenta las siguientes premisas:

  • Altura de la estructura.
  • Ángulos suaves y no muy pronunciados en las cubiertas de los invernaderos.
  • Combinar ventanas cenitales y laterales.

Por lo tanto, se debe ser cuidadoso a la hora de la elección del modelo del invernadero, debiendo adecuar la estructura al clima.

Ventana cenital tipo MARIPOSA

Ventana cenital tipo 1/4 ARCO

Ventana cenital tipo 1/5 ARCO